¿QUÉ ES LA TERAPIA INTRAVENOSA?

¿QUÉ ES LA TERAPIA INTRAVENOSA?

La terapia intravenosa o terapia IV se asegura de que el cuerpo obtenga una cantidad suficiente de vitaminas y minerales para permitir el correcto funcionamiento de las células. Cuando una dieta adecuada proporciona una cantidad suficiente de vitaminas y minerales, numerosos desórdenes metabólicos impiden a las células de obtener la nutrición necesaria. Esto puede llevar a que las células resulten más débiles y dañadas, por lo cual se necesitan unos suplementos nutricionales para sanarlas. En la terapia IV, los nutrientes se inyectan directamente en las venas, y consecuentemente las células las absorben más fácilmente. Los nutrientes que se inyectan más comúnmente en la Terapia IV son una mezcla de calcio, magnesio, zinc, selenio, vitaminas B1, B2, B3, B6, B12, y C, ácido fólico, glutatión y biotina.

La terapia intravenosa se emplea para el tratamiento de muchas condiciones clínicas como la artritis, las alergias, las infecciones y la hepatitis.

Tipos de Terapias Intravenosa

Ácido Alfa Lipoico (ALA)
EL PERÓXIDO DE HIDRÓGENO (H202)
EL GLUTATIÓN
VITAMINA C EN GRANDES DOSIS

La vitamina C suministrada en grandes dosis por vía intravenosa es un tratamiento eficaz contra muchos trastornos como el Síndrome de fatiga crónica y la Fibromialgia. La suministración de vitamina C por vía intravenosa contribuye mucho más al desarrollo de la inmunidad que la suministración de la vitamina tradicional por vía oral. Además, unos niveles muy altos de vitamina C en la sangre generan la producción de peróxido de hidrógeno, una toxina contra las células cancerosas.

CONDICIONES TRATADOS CON LA TERAPIA INTRAVENOSA

La terapia intravenosa se puede emplear para el tratamiento de numerosas condiciones clínicas. Las más comunes son:

  • Lesiones agudas y heridas

  • Enfermedad viral aguda

  • Rinitis alérgica

  • Envejecimiento

  • Asma

  • Fatiga crónica

  • Sinusitis crónica

  • Trastornos arteriales coronáricos (hipertensión)

  • Depresión

  • Detoxificación (incluyendo los metales pesados)

  • Fibromialgia

  • Hepatitis

  • Brotes de herpes

  • Alta tensión sanguínea

  • Colesterol alto

  • Desnutrición

  • Migrañas

  • Espasmos musculares

  • Enfermedad de Parkinson

  • Infección respiratoria superior

PremierNaturalWellness-01.png